Etiquetas

, , , , , , ,

Pierrot es un personaje de la comedia italiana cuya personalidad se le atribuye, en primera instancia, al cómico Giuseppe Giratoni. Pero no es sino hasta la encarnación del mimo y saltimbanqui francés Jean-Gaspard Deburau, cuando el personaje alcanza sus características mundialmente conocidas: payaso blanco, carablanca, enharinado, con atavío claro y  prominosa gorguera. De triste semblante, silencioso, taciturno, personalidad melancólica debido al amor no correspondido, Pierrot representa un antecedente directo del clown, enamorado de la luna, de la que se encuentra particularmente identificado.

El personaje ha sido objeto de interés de diversos artistas, su imaginario se asocia al de otros zannis, como el pícaro Arlequín y el barrigudo Polichinela. El español Juan Gris pintó una versión cubista durante sus últimos años, Renoir y Cézanne también hicieron lo suyo, pero el retrato más conocido de Pierrot corrió a cargo de Jean-Antoinne Watteau, hoy en día es conservado en el museo de Louvre. Lorca, heredero de Mallarmé, solía decir: “Yo soy una máscara eterna. A veces, las más, soy Pierrot.”. No obstante, fue  Arnold Schoenberg quien lo catapultó más allá de la vanguardia con su célebre obra atonal: Dreimal sieben Gedichte aus Albert Girauds ‘Pierrot lunaire’[1]. Pierrot es una máscara, es un Zanni, es un clown, es un precursor de la pantomima moderna y es un luchador profesional, miembro del Consejo Mundial de Lucha Libre, la bestia del ring.

No son pocos los luchadores que han adoptado la máscara del bestial arlequín, su nombre es legión e institución. Lionel Antonio Lamadrid Sotelo fue el primero de todos, pero su influencia no sobrepasó  los límites de su natal Morelos. Le siguió Norberto Salgado quien de ser un brillante técnico ascendió hasta volverse el rudo más odiado de México. Pese a no tener ningún parentesco, adoptó el apelativo de Pierroth Jr y posteriormente Comandante Pierroth. Después de 30 años de “cosechar” máscaras y cabelleras perdió la propia en el 98, sufriendo un derrame cerebral diez años después. Pierroth II y el hijo de Pierroth fueron dos alteregos que orbitaron alrededor de Salgado, pero desaparecieron poco después para adoptar sus propias personalidades. En el 2013, fue anunciado por el CMLL un nuevo arlequín, basado en la última etapa de Salgado, y encarnado por el otrora incógnito: Arturo Muñoz Sánchez.[2]

Originario de Tala, Jalisco, con 47 años de edad y 26 de luchador Arturo Muñoz alias Pierroth, se granjeó el apelativo de “la bestia” peleando sucio, tomando a la fuerza, como todo rudo de buena sepa. Cobijado por mancuerna ingobernable, el pasado 17 de marzo, Muñoz fue desenmascarado por Diamante azul, revelando el rostro de un viejo conocido cuya identidad – dicen los que saben- ya había sido revelada en ocasiones anteriores.[3] Esto no es nuevo, sinceramente poco importa quién lo encarne, el Pierroth del ring dista mucho del albino Zanni.

[1] Tres veces siete poemas de Pierrot Lunaire de Albert Giraud, mejor conocido comúnmente como Pierrot Lunaire, Op. 21. Un conjunto seleccionado de 21 poemas de Albert Giraud.

[2] http://www.mediotiempo.com/lucha-libre/2017/03/15/la-historia-de-pierroth-del-arlequin-a-la-bestia-del-ring última consulta: 25 de marzo de 2017

[3] http://laaficion.milenio.com/masaficion/los_ingobernables-arturo_munoz-pierroth-milenio-la_aficion_0_922107855.html ibíd.

Anuncios