Etiquetas

, , , , , , , ,

Cada quién habla como le fue en la feria, y en mi caso, por no dejar atrás la oportunidad de hablar de manera oportuna, pienso que me fue bastante bien, aunque quizá no sea esta la opinión de muchos compañeros en la FES Acatlán. Muy poco tengo que agregar al respecto del desempeño general de los funcionarios en mi facultad, personalmente tuve muy pocos roces con ellos, principalmente porque era evidente que se hacía lo que se podía con lo que se tenía.

Durante mi estancia, en la que presencié el cambio de directiva, también fui testigo de varios cambios estructurales en los inmuebles de la facultad. La construcción de escaleras de emergencia, una nueva cafetería, no se dejó de invertir en los equipos de futbol pese a que nunca ganaban nada (hubo una vez en la que tuvimos una humillante derrota frente al equipo de CU de 100 puntos sobre cero). Debo decir que, pese a que contábamos con muy pocos recursos qué gestionar, sumado a la constante fuga de “capital estudiantil”, por llamarlo de alguna manera al constante flujo de estudiantes de la FES Acatlán a la gran metrópoli de Ciudad Universitaria, mi estancia fue bastante cómoda.

Durante el transcurso de la licenciatura en Filosofía no fueron pocas las oportunidades en las que necesité del apoyo de los funcionarios, sobre todo en los Coloquios organizados alrededor del país, así como las Olimpiadas de lógica (organizadas por la AML), inclusive fui organizador del Primer Coloquio de Tesistas de mi facultad. Participé en grupos de investigación, bajo el auspicio de la Unidad de Investigaciones Multidisciplinarias. Fui representante estudiantil de la licenciatura ante el Comité Académico. Además, fui acreedor de la medalla Gustavo Baz Prada por mi desempeño en el servicio social, en el programa Acatlán Contigo, en donde le dábamos asesoría a los chicos de nuevo ingreso. Todo esto para demostrar que nunca fui indiferente ante las causas estudiantiles mientras estuve matriculado.

A unas cuantas horas de que la policía local disparara en las inmediaciones de la FES Acatlán, debo manifestar mi rechazo a esta clase de hostilidades perpetradas por las protestas a la reducción de la matrícula en varias licenciaturas de Ciencias Sociales y Humanidades, en donde se incluye la licenciatura en donde fui educado. Hablaré un poco al respecto del contexto que le dio inicio a ello.

Muy recientemente, profesores y estudiantes organizaron una protesta simbólica debido a la reducción de la matrícula en carreras de Ciencias Sociales como sociología, pedagogía, historia y Ciencia Políticas; así como de Humanidades, en carreras como filosofía e historia. Según declaraciones recogidas por Rebeca Jiménez del diario el Universal «Carreras como sociología tienen una demanda de ingreso altísima pues de cada 9 aspirantes solo ingresa uno.

No es creíble que autoridades de la UNAM nos digan que bajó la demanda, lo que ocurrió es que elevaron en más de 25 puntos el número de aciertos para ingresar a carreras como sociología y filosofía.» (Fuente: El Universal)

Lo cierto es que “a río revuelto…” otras causas se le han querido sumar a la protesta de los estudiantes y profesores. Hasta ahora, las oficinas de las FES no han hecho público ningún manifiesto al respecto, pero ya circulan en las redes varios videos con el encabezado «Policía de Naucalpan responde a balazos protesta de activistas fuera de FES Acatlán, UNAM. El repudio al mando único se extiende entre la comunidad universitaria.» (La izquierda Diario). Del mismo modo, se puede apreciar claramente cómo es que se detonan unos cuantos disparos al aire como amenaza por parte de la policía a los estudiantes y “activistas” (Usuario: Fernando Medina).

El asunto es el siguiente, no es raro encontrar que se inmiscuyan intereses de otra índole en las protestas de la comunidad estudiantil. Nada tiene que ver el mando único con la reducción de la matrícula.  Lo segundo pone riesgo no sólo las oportunidades de educación gratuita y el acceso a la máxima casa de estudios, eventualmente asfixia las oportunidades de trabajo de los egresados, al reducir también las plazas laborales (de por sí escasas) destinadas a esas áreas.

Los comentarios en el video van desde el rechazo total hasta las burlas. La cuestión es que no es manifiesto el rechazo a la detonación de un arma de fuego, por el contrario, son varios los usuarios que manifiestan su aprobación al respecto. Los comentarios se deben al hartazgo estudiantil generado por grupos porriles que han encontrado cobijo en las instalaciones de la FES desde hace ya más de quince años. Un comentario reza de la siguiente manera: «No mamen, son los mismo pinches chairos de siempre, llevan desde que entré en la FES o más ¿de qué se quejan ahora? Aparte vienen y se llenan el hocico embarrando a los de filosofía diciendo que nosotros somos los que nos quejamos; conozco a más de la mitad de los de filos y neta muy pocos andan en esas mamadas. YA ABRANSE A LA VERGA!!!» (Usuario: Bimbo Barba Roja).

No conozco al usuario Bimbo Barba Roja, pero sé que se encuentra en lo cierto, muy pocos estudiantes de filosofía se encontraban inmiscuidos en esta clase de asuntos, no es justo que se quiera usurpar su voz para promover actos vandálicos, pero tampoco es justo que se mantengan en la indiferencia en la que siempre se han mantenido. Hay que analizar cada punto detenidamente, independientemente de que se busque promover la discordia.

Un primer asunto, que refleja la reducción de matrícula, va en torno a la poca demanda laboral que existe en la licenciatura. Personalmente admiro el empeño con el que se busca promover la docencia en la coordinación de humanidades, particularmente en la de filosofía, pero no considero que sea la única fuente de recursos por parte de los egresados, pese a que sí sea la mayoritaria.

No es la primera vez que se busca omitir a la filosofía de las aulas del país, por parte de las instancias gubernamentales. Recuerdo durante mis primeros años de estudiante, el entonces secretario de educación, Miguel Székely publicó un primer borrador de las Reformas Integrales para la Educación Media Superior (RIEMS). En este borrador se omitía las materias impartidas por egresados de filosofía, pues éstas se les considerada del todo “transversales” a las materias en general.

Preocupados por la reducción del campo de trabajo, varios filósofos se manifestaron oficialmente a través de la prensa nacional. Inclusive se organizó el Observatorio Filosófico Mexicano, una asociación interesada en el análisis, promoción y defensa de la enseñanza, investigación y difusión de la filosofía en todos los ámbitos de la sociedad. Muchos de nosotros nos afiliamos de inmediato, pese a que dejamos de ser miembros activos, seguimos al pendiente de lo que se suele publicar y los eventos que se busca promover (oficialmente soy el miembro adherente #136 de los estudiantes de licenciatura y posgrado).

Una de las mayores preocupaciones estibaba en que, con la disminución de materias impartidas por filósofos durante el bachillerato, el interés por la matrícula a la licenciatura disminuiría. Como consecuencia esto asfixiaría a las instituciones de posgrado e investigación filosófica en el país al cortar el flujo estudiantil. Efectivamente, eso es lo que está ocurriendo en le FES Acatlán.

La cuestión es que Acatlán siempre ha sido una facultad periférica a la gran metrópoli de Ciudad Universitaria, una sombra muy difícil abarcar. Existe muy poca atención por parte de las autoridades centrales de la UNAM, lo que le hace mucho más vulnerable de ser utilizada como campo experimental. No digo que existan “mentes maliciosas” que se encuentren experimentando con la demanda estudiantil, lo que digo es que conforme la matrícula se reduzca cada día más, el caso de filosofía será trasladado hacia las otras carreras de corte social o humanístico.

Para ello es necesario generar nuevas oportunidades laborales además de la docencia. Considero que el papel de las coordinaciones no es un asunto para menos. Son las coordinaciones los principales vínculos de la población estudiantil con el entorno laboral. Que una coordinación, como la de filosofía, centre sus esfuerzos únicamente en promover el ámbito docente, deja en evidencia un carente conocimiento de las potencialidades que posee el egresado de filosofía u otra carrera humanística.

El perfil de egreso establece en su tercer punto el desempeño que puede poseer un egresado de filosofía en instituciones de educación superior asesorando equipos multidisciplinarios, realizando actividades de coordinación, proyección y ejecución de planes educativos, políticos, científicos y culturales. Creo que ese es uno de los ámbitos que más se han descuidado. Dentro de la coordinación de filosofía existe una raquítica vinculación de los estudiantes hacia otros entornos laborales, sean multidisciplinarios o no. No demerito sus esfuerzos por promover la docencia, simplemente les reprocho su falta de visión respecto a la calidad de educación que se imparte en la facultad. Personalmente les diré que recibí una educación excelente que, con todo y sus falencias, supo conformarme un criterio capaz de generar vínculos entre diferentes ámbitos del saber humano y social.

Es necesario generar vínculos en el ámbito editorial, en la producción de revistas de divulgación de la filosofía, del mismo modo que las coordinaciones de ciencias generan vínculos con las revistas de divulgación de la ciencia. Es necesario abrir nuevos horizontes de comprensión de la filosofía hacia otros ámbitos como la antropología, la sociología y el derecho, promoviendo seminarios estudiantiles más allá de las fronteras institucionales; porque, aunque no lo crean, existen otras instituciones que enseñan filosofía además de la UNAM. Es necesario generar vínculos y acercar a la comunidad estudiantil a los institutos de investigación y centros de difusión del conocimiento, como museos y casad de cultura. Y, sobre todas las cosas, es necesario promover alternativas de titulación ligadas a los intereses estudiantiles, promoviendo el liderazgo de los estudiantes más destacados. Todo eso y más, contribuirá a que las protestas legítimas de la comunidad estudiantil no se vean infiltradas por los intereses políticos de los mismos porros de siempre.

 

 

Anuncios