Etiquetas

, , , , , , , ,

¿Les preocupa las condiciones de hostilidad que está generando la campaña de Donald Trump, como candidato a la presidencia de EEUU, en contra de los migrantes mexicanos? Pues esa clase de hostilidades sólo son comparables a la clase de trato que México le brinda a los migrantes centroamericanos. Hace falta ver las condiciones de los menores, provenientes de distintos países de sur, para asegurar que, si de karma se trata, las políticas públicas estadounidenses promovidas por Trump, pueden llegar a ser hasta cierto punto más humanitarias que las promovidas por el gobierno mexicano.

La ley vigente en México, en lo que concierne a la protección de menores migrantes, se encuentra a la vanguardia internacional; pero de nada sirve si la ley no es llevada a la práctica por parte de las autoridades fronterizas.

Bajo la ley mexicana, el INM no sólo está obligado a recibir y remitir las solicitudes de asilo, sino que también tiene la responsabilidad de identificar de manera proactiva a posibles solicitantes del reconocimiento de la condición de refugiado e informarles sobre su derecho a solicitar asilo. No obstante, según reciente investigaciones de la asociación para la defensa de los Derechos Humanos, Human RIghts Watch, algunos “agentes del INM que aprehenden a niños no acompañados suelen incumplir con frecuencia con su deber de informarles sobre su derecho a solicitar asilo y, a veces, no tratan sus peticiones verbales de protección como solicitudes de reconocimiento de la condición de refugiado, a pesar de que están obligados por ley a hacerlo.”

Se cuentan por miles, los menores migrantes que viajan solos por la frontera sur, provenientes de diferentes lugares de Centroamérica, como Guatemala, El Salvador y Honduras. Cuando los países, de donde provienen estos menores migrantes, se muestran incapaces de garantizar la protección de sus vidas, México se encuentra comprometido, por el Derecho Internacional, de brindarles las condiciones de protección necesaria y garantizarles su derecho a recibir asilo. Al no recibirlo, estos menores son víctimas de la delincuencia, la extorsión o la trata.

Información

  • En 2 años creció 333% el número de niños migrantes en México
  • 17,370 niños y adolescentes transitan por la frontera Sur
  • 50% podría estar huyendo de amenazas contra su vida y su seguridad, por lo que califican como candidatos para recibir asilo
  • En lo que lleva del año, México proporcionó protección internacional a sólo 52 menores

HRW: goo.gl/1wDsHZ

Foto:  ©2010 Jose Cabezas/AFP/Getty Images

Anuncios