Etiquetas

, , ,

Un martes negro para Bélgica cuando, cerca de las 8:00hrs del día de hoy, con la jornada por comenzar para la mayor parte de Europa, tres explosiones sacudieron la capital, Bruselas. Las primera dos detonaciones ocurrieron en la zona de llegadas del aeropuerto Zaventem, con un intervalo de apenas dos minutos. Según declaraciones oficiales, las víctimas del atentado ascendieron a un total de 14 muertos y 96 heridos. Del mismo modo fue encontrada una tercera bomba sin detonar, además de varios rifles de asalto.

Una tercera explosión tuvo lugar una hora después en la estación de metro de Maelbeek, cerca de donde están los edificios de la Unión Europea. Las víctimas de esta última explosión, ascendieron a un total de 20 muertos y aproximadamente 106 heridos.

El saldo oficial, hasta ahora, se ha detenido en un total de 34 muertos y decenas de heridos, algunos de ellos en estado crítico. Recientemente se divulgó una imagen de los sospechosos del atentado en el aeropuerto, pero se desconoce la autoría del atentado en el metro. Ambos ataques han sido reivindicados por el Estado Islámico. Las explosiones se dan sólo unos días después de que Salah Abdeslam fue capturado por autoridades belgas, tras adjudicársele los atentados de noviembre en París. Hoy en día, la policía belga rastrea la pista de Khalid e Ibrahim El Barkraoui.

Considero importante que todos debamos rechazar estos actos de violencia ya que representan un duro golpe a los ideales democráticos de los que somos partícipes. Del mismo modo, tienen un impacto directo en la vida de miles de refugiados que necesitan ayuda humanitaria y que en este momento escapan de esa clase de violencia. Europa no ha sido el único lugar atacado los últimos días, habrá que recordar Ankara,Turquía y muchos otros lugares de este planeta.

No debemos permitir que el fundamentalismo extremista, y la violencia desatada por una minoría, vulneren los derechos y las libertades de la humanidad entera.

Fuente: NYT

Autoría: El Mundo

Anuncios