Etiquetas

, , , , ,

Cada 10 de marzo, el pueblo tibetano celebra el Día de la Rebelión; fecha en la que se conmemora  el estallido del conflicto armado entre las fuerzas rebeldes tibetanas y el ejército del Partido Comunista Chino, cuando una revuelta anti-china y anticomunista surgió en Lhasa, la capital del Tíbet. Los eventos culminaron con el exilio del tradicional gobernante budista de la región, el Dalai Lama, quien se vio forzado a huir del país, perseguido por el régimen. Desde entonces se ha vuelto una figura prominente que aboga por la autonomía del Tíbet desde distintas partes del planeta.

La situación del Tíbet es sombría. Cualquier persona que se atreva a hablar al respecto de libertad religiosa y derechos ambientales, es arrestada por motivos políticos y castigada de forma severa. La simple posesión de la imagen del Dalai Lama puede ser motivo de detención y encarcelamiento. Monjes y monjas budistas, representantes étnicos de la cultura budista tibetana, enfrentan casos de expulsión por negarse a renunciar a su líder espiritual.

Día del Levantamiento Tibetano from Tibet Patria Libre on Vimeo.

Según Freedom House -organización internacional encargada de medir el grado democrático y de libertad política en el mundo- de los 50 países considerados como ‘No Libres’, el Tíbet ocupa el segundo lugar, en términos de derechos políticos y libertades civiles; sólo superado por Siria.  Actualmente, la política del gobierno chino en general, y las observaciones de algunos líderes en particular, han bautizado al grupo étnico como “separatista”.

En términos ambientales, existen grupos y científicos ambientalistas internacionales que han señalado la importancia de la meseta tibetana, como una de las más importantes fuentes de agua, al contar con diez grandes ríos que fluyen hacia varios países vecinos. No obstante, la incesante explotación de recursos naturales, la deforestación, el intenso represamiento de los ríos, y el deshielo de los glaciares, han causado un daño irreparable al medio ambiente del Tíbet, que a su vez está afectando el medio ambiente del continente asiático y el mundo.

Según la Central de Administración Tibetana (CTA por sus siglas en inglés), unos 150.000 tibetanos residen fuera del Tíbet, de ellos cerca de 120.000 en la región de Himachal Pradesh, donde reside el dalái lama en una localidad vecina a Dharamsala.

Fuentes:

Contexto: goo.gl/vrfkdE

Declaración oficial: goo.gl/pS5jTx

Informe Freedom House 2016, p.4: goo.gl/RVWzNT

Video: goo.gl/fVRRnS

Anuncios