Etiquetas

, , , , , , , , ,

 

Norodom Sihanouk (1922-2012), hijo del rey Norodom Suramarit, es reconocido por ser el padre de la patria camboyana al encabezar la independencia de su país del dominio francés en 1954. Considerado como uno de los asiáticos más influyentes, posee el record Guiness por ser la persona con más puestos políticos en la historia del siglo XX (durante su vida fue Rey, presidente, primer ministro, etc.).

Tras el estallido de la Segunda Guerra Indochina, mejor conocida como la guerra de Vietnam  (1955-1975), Sihanouk declaró a su país neutral, protestando ante las instancias internacionales  contra el intervencionismo estadounidense. Esto no fue bien visto por la potencia americana, quien sospechaba de su colaboracionismo. Por supuesto que el príncipe no ocultó su simpatía por la República Popular China, lo que fue interpretado como un gesto en pro del comunismo; pese a que esto fuera incompatible con la monarquía, de la que Sihanouk era el máximo representante, después de su madre Sisowath Kossamak.

Los veinte años que duró la guerra de Vietnam (1955-1975) fueron los más difíciles para la nación camboyana, debilitando la autoridad del Estado y su soberanía, frente a las constantes invasiones extranjeras, provenientes de ambos bandos. Fue así como, el 18 de marzo de 1970, el general Lon Nol, dio un golpe de Estado, favoreciendo los intereses estratégicos de los Estados Unidos en Camboya y detonando la Guerra Civil. En palabras de Nayan Chanda, uno de los más destacados periodistas, especializado en el lejano oriente:

«Although no hard evidence has been found for direct and high-level U. S. involvement in the anti-Sihanouk plot, Washington nonetheless was aware of it and did nothing to stop it. While the United States appreciated Sihanouk’s discreet help against the Vietnamese Communists, the memory of conflict with him was too strong to permit intervention in his favor. When finally the staunchly anti-Vietnamese and pro-American group moved against Sihanouk, a former CIA analyst, Frank Snepp, noted, “We were in a poSition to rub our hands and take advantage of it”.»[1]

[Aunque no se han encontrado fuertes evidencias por un directo y alto nivel de participación estadounidense en el complot anti-Sihanouk, sin duda Washington era consciente de éste y no hizo nada para detenerlo. Mientras los Estados Unidos apreciaban la ayuda discreta de Sihanouk en contra de los comunistas vietnamitas, la memoria de los conflictos con él era tan fuerte como para permitir una intervención en su favor. Cuando finalmente los grupos antisihanoukistas y antivietnamitas lanzaron la movida en su contra, un antiguo analista de la CIA, Frank Snepp anotó: “Estuvimos en la posición de frotar nuestras manos y tomar la mayor ventaja de esto”]

En consecuencia, los Jemeres Rojos cobraron protagonismo al hacer suya la causa por la restauración del príncipe Sihanouk (derrocando a Lon Nol) y la expulsión de los ejércitos invasores de Camboya (americano y vietnamita). De ese modo se granjearon también el apoyo de China, a quien no le favorecía la presencia del ejército estadounidense en terreno asiático. Todo ello resultó ser una encrucijada para el príncipe, puesto que sabía bien que Pol Pot, el líder de los Jemeres Rojos, era de opinión contraria a los intereses monárquicos; lo que no quedó lugar a dudas cuando, tras la expulsión de Vietnam y los tratados de armisticio con las potencias occidentales, se negaron a ceder el poder al monarca, proclamando la República Jemer, asumiendo con ello el control del país y obligando al príncipe a exiliarse en Corea y después a China.

Tras asumir la representación del poder fáctico, derrocar al general Lon Nol y la expulsión del ejército vietnamita, los Jemeres Rojos fueron reconocidos como el gobierno legítimo de Camboya por parte de las potencias occidentales. Al principio mantuvieron el control del país hasta 1979, pero pronto se vio que el régimen de Pol Pot no tenía la más mínima intención de restaurar al príncipe Sihanouk.

Pese a todo su lugar permaneció disponible en las Naciones Unidas hasta 1982, algo que muchos lo achacan al apoyo que recibieron por parte de los Estados Unidos y el Reino Unido en su lucha contra el ejército vietnamita. Esto sólo fue el principio…

 

 

[1] CHANDA, Nayan (1986). Brother Enemy, The War After the War. Nueva York: Collier Books. p. 64

Anuncios