Etiquetas

, , , , , ,

Y la semana pasada todos nos despertamos con la noticia de que “el Chapo Guzmán” había sido capturado, nuevamente, en lo que se consideraba su zona de confort, el llamado “Triángulo Dorado” comprendido entre los estados de Sinaloa, Durango y Chihuahua.

Como suele suceder en estos casos, la información se regó como pólvora, notas por aquí, notas por allá, tuits por todos lados, hasta smses llegando a todos los aparatos de telefonía celular, informando del gran suceso del año (y eso que vamos iniciándolo) pero el gobierno ni sus luces…momento, parece que apenas la marina le echó la mano encima, Peña, cual fan del “ame” lanzó su tuit festejando el gol, digo la captura.

Fue hasta las nueve-casi las diez- de la noche cuando en “ceremonia”, según improvisada pero a todas luces bien planeada que el presidente se dignó a aparecer en público para hacer “oficial” la captura de “el capo” y presentarlo (bueno, más bien pasearlo ante las cámaras cual frijoles por sope del tianguis) ante los medios nacionales e internacionales que estaban reunidos en el hangar.

//platform.twitter.com/widgets.js
La historia ya es por todos conocida, otra vez lo llevaron al Altiplano porque al parecer no hay lugar más seguro en México que ese (yo lo hubiera llevado a mi recámara, hace diez años que perdí cien pesos allí y aún no los encuentro), comienzan a salir entrevistas hasta con el perro que ladró para decir que estaba en las coladeras y como debe de ser, los memes no se hicieron esperar.

Lo interesante del asunto reside en que las noticias que han acaparado los encabezados de todos los medios no tienen que ver directamente con la persona de Guzmán Loera sino con la de dos personalidades de la farándula, una conocida a nivel Latinoamérica, otra a nivel mundial, es decir, Kate del Castillo y Sean Penn. La primera al parecer mantenía una relación de “amistad” con el antes prófugo desde 2014 (según la PGR) y el segundo, como todo gringo antisistema que trabaja en el sistema, por puros negocios.

tenemos una historia de acción con tintes de amor, drama y suspenso digna de, por lo menos, una telenovela…o una nueva fuga para tapar más problemas de nuestro México lindo y podrido

La versión oficial de ambos es que la del Castillo quiere hacer una película biográfica acerca de la vida y obra del líder del Cártel de Sinaloa, contada desde la perspectiva del delincuente, y por lo tanto, ameritaba el que hubiera contacto y relación entre ellos para conseguir el propósito final; digamos que quiso hacerla de a León-Portilla y su Visión de los vencidos. Para el actor hollywoodense, todo se resume a una entrevista que no pudo realizar en vivo y en directo (aunque sí lo conoció en persona) y que fue publicada por la revista Rolling Stone en su edición estadounidense.11111

Las noticias más recientes nos muestran la entrevista de Sean Penn, sin edición (según) en donde Joaquín Guzmán responde a las preguntas que envió Penn. Hace unos momentos que me di el tiempo de ver los 17 minutos y cachito de video me doy cuenta que en realidad lo que responde el narco no es nada nuevo, nada totalmente relevante; como cualquier persona él se ve como una persona común y corriente que tiene un negocio fructífero, dice que no es violento, que sólo se defiende, que aunque falte todo seguirá igual que siempre, que fue humilde y trabajador pero que el hambre es canija y pos hay que sobrevivir, etc., es decir, una historia similar a la que mi mamá me contó cuando alguna vez nos metimos a una milpa a robarnos unos chilacayotes porque no había varo pa la “papa” del día.

De igual modo, también se han revelado los incontables mensajes, supongo vía whatsapp, que mantuvieron la ex chica Televisa y Guzmán…parece que estoy leyendo el libreto de una película de los Almada combinada con una del “Caballo” Rojas. Ella agradeciendo la confianza, diciendo lo protegida que se siente y organizando las reuniones; él devolviendo los cumplidos, haciendo regalitos e intentando “ligarse” a la ex de Luis García.

Si nos ponemos a analizar todo podríamos asegurar que estamos ante una gran historia, digna de una mega producción hollywoodense, ¿por qué?, pues simplemente porque nada se ha salido del guión, todo lleva una secuencia lógica, nada está fuera de lo previsto, ¿no creen? Hagamos un pequeño recuento:

  • Chapo escapa por un túnel de la prisión de máxima seguridad de México.
  • Las autoridades ni se enteran que estaban construyendo ese túnel y lo justifican con obras que se estaban llevando a cabo en la prisión.
  • Guzmán es perseguido por cielo, mar y tierra sin resultados.
  • Casualmente por esas fechas Kate del Castillo ya tiene una relación amistosa con “el Chapo”.
  • Casualmente Kate del Castillo recomienda a uno de los actores más controversiales de Hollywood (Sean Penn) para que le permitan realizar una entrevista al capo.
  • Casualmente las agencias que investigan y tratan de aprehender al capo, investigan a la actriz mexicana, descubren su nexo y la siguen para dar con el paradero del delincuente.
  • Casualmente, Sean Penn no puede realizar la entrevista en vivo pero aun así es llevada a cabo y publicada por una de las revistas más conocidas a nivel mundial.
  • Al parecer, por casualidad es recapturado Joaquín Guzmán Loera (AKA Chapo Guzmán) en la zona de confianza y de mayor dominio del capo.

Ahora sí ven a lo que me refiero, tenemos una historia de acción con tintes de amor, drama y suspenso digna de, por lo menos, una telenovela…o una nueva fuga para tapar más problemas de nuestro México lindo y podrido.

Anuncios