Etiquetas

, , , , , , , ,

Si hay algo que me moleste de sobremanera es esa clase de política susceptible de ser influenciada por los intereses extranjeros, para promover un veto de silencio a la cultura y las artes de alguna otra nación que no sea de su simpatía. Algo así como lo que está haciendo el gobierno turco con Armenia, en México. Una cosa es que Turquía no trague a Armenia y otra muy diferente es que promueva un discurso de odio a nivel internacional, al grado de boicotear toda clase de manifestación artística armenia, Es vergonzoso que el gobierno mexicano se preste para este tipo de chantajes, como es el caso de concierto ofrecido por el compositor armenio Tigran  Mansurian en honor a las víctimas del genocidio armenio.

Tigran Yeghiayi Mansurian es un director y compositor de orquesta, nacido en Beirut y educado en Yerevan. Su repertorio abarca desde la música de cámara, hasta las composiciones orquestales a gran escala; incluyendo bandas sonoras para películas como «El color de las granadas» de Sergei Parajanov «Nosotros y nuestras montañas» de Henrik Malyan.

Muy recientemente Mansuarian se ha retirado como administrador y maestro del Conservatorio de Yerevan para dedicarse por completo a la composición. Su estilo se caracteriza principalmente por ser una síntesis orgánica de la tradición musical armenia clásica y los métodos europeos contemporáneos de composición. Su obra comprende trabajos orquestales, siente conciertos para cuerdas y orquesta, sonatas para cello y piano, tres cuartetos para cuerdas, madrigales, orquesta de cámara y varios solos. Su álbum «Monodia» fue nominado como “Mejor ejecución solista (acompañado por orquesta)” y “Mejor composición orquestal clásica”. Ha sido el primer compositor armenio en ser nominado para el Grammy.

En fechas recientes el gobierno turco interfirió ante el gobierno mexicano para prohibir al compositor armenio interpretar su famoso «Réquiem», dedicado a las víctimas del Genocidio armenio en el territorio del antiguo Imperio Turco otomano.

«El Réquiem iba a ser interpretado en México, pero la Embajada Turca ejerció de una fuerte presión para que no se declarara como una creación dedicada a la memoria de las víctimas del Genocidio Armenio.» informó el mismo compositor para los medios internacionales, haciendo hincapié en la relación de México con Turquía

«Me explicaron que Turquía tiene ciertos tratados comerciales con el gobierno mexicano, mismos que son utilizados por la embajada como forma de ejercer presión política. De hecho, tengo otros trabajos dedicados a lo ocurrido en 1915. Este año, la orquesta de Koln (Alemania) encargó el concierto “¿Dónde está mi hermano Abel?” el “Réquiem“. Siempre se ha declarado la dedicatoria a las víctimas del Genocidio Armenio. Los alemanes lo anunciaron como un evento destacado, algo que me impresionó bastante.» mencionó el Maestro. Fuente: Tigran Mansurian

Anuncios