Etiquetas

, , , , , , ,

En uno de los capítulos más memorables de la historia del boxeo, llevado a cabo el 31 de octubre de 1974 en Kinsasa , Zaire (actual República Democrática del Congo), se enfrentaron dos de los pesos pesados más representativos de la histoia del boxeo: George Foreman vs Muhammad Alí.

La victoria, perteneciente a Alí por KO, fue documentada en el documental When we were kings.

El evento publicitado como Rumble in the Jungle fue patrocinado por el entonces dictador Mobutu Sese Seko y transmitido a las 4 am por petición (soborno) de las grandes cadenas estadounidenses.

Durante los albores de la contienda, Alí ofreció una conferencia de prensa donde aprovechó los sentimientos arraigados en la población desde los comienzos de Zaire como colonia. Nadie creyó que haría de Foreman el enemigo público por excelencia. Si existe algo más odioso para los zaireños que los blancos son los belgas, indistintamente de qué tono de piel tengan. Gene Kilroy, viejo amigo y manager de Alí, mencionó algo al respecto:

Estaban bajando del avión cuando Alí preguntó a Kilroy: -¿Quién no es bienvenido aquí?- Él le dijo -Supongo que la gente blanca-

-No puedo llamar a Foreman ‘blanco’ ¿Qué más?- dijo Alí y Kilroy y él respondió: -Los belgas-

Con la prensa reunida y miles de africanos esperando, Alí tuvo que pedir a la multitud calmar las porras. Fue entonces cuando le dijo a la multitud estas famosas palabras:

-George Foreman es un Belga-

La respuesta fue inmediata:

-Ali, bomaye! Ali, bomaye!-

Fue entonces cuando Kilroy preguntó al intérprete -¿Qué significaba eso?- El intérprete contestó –Significa “Mátalo Alí, mátalo Alí”-

Aunque eso no fuera cierto, creo que Foreman no salió bien parado de allí, en todos los sentidos posibles. Fuente: USAtoday

 

 

Anuncios