Etiquetas

, , , , , , ,

Los Rohingyas son una minoría étnica compuesta predominantemente por musulmanes, con una población estimada entre los 700,000 y  1 millón y medio de miembros;  localizados en el Estado de Rakáin (un área geográficamente aislada del resto de Myanmar) en Birmania occidental o República de la Unión de Myanmar. Esta minoría se concentra predominantemente en tres localidades del norte: Maungdaw, Buthidaung and Rathedaung. Fuente: EC: Humanitarian Aid and Civil Protection

Birmania, conocida oficialmente bajo el nombre de la República de la Unión de Myanmar, cuya capital es Nay Pyi Taw, cuenta con una población de 48,7 millones de habitantes. Para el 2004, aproximadamente un tercio de la población en Myanmar consistía en grupos minoritarios; muchos de ellos toman sus nombres de las provincias en las que residen Shan, Kachin, Chin, Kayin, Kayah, Mon, y Rakáin. La etnia mayoritaria son los Bamar (birmanos), cuya mayoría practica el budismo como religión.

Desde hace ya más de veinticinco años, Amnistía Internacional viene documentando una gran cantidad de violaciones consecutivas a los Derechos Humanos de civiles, pertenecientes a distintos grupos étnicos, por parte de la fuerza militar de Myanmar; todo bajo operaciones de contrainsurgencia. Esta clase de violaciones incluyen trabajo forzado, desplazamiento forzoso, tortura y ejecuciones extrajudiciales. Existen reportes de éxodos masivos de la población Rohigya hacia Bangladesh.

En total fueron más de 250 mil refugiados, predominantemente rohigyas, los que abandonaron sus tierras entre 1978 y 1991-92 con destino a Bangladesh, de los cuales fueron 200 mil fueron repatriados. Para el 2012, la violencia desplazó a más de 140 mil rohigyas de Rakáin. A la fecha 32 713 refugiados todavía permanecen en campos de refugiados supervisados por la ONU (UNHCR). Mensualmente, cerca de 7 mil refugiados buscan escapar en botes precarios hacia el interior o el exterior de Myanmar. Los destinos más frecuentes son Bangladesh, Tailandia, India, Paquistán, Arabia Saudita, Malasia y China; muchos no sobreviven o terminan siendo presa del tráfico humano para su la explotación de su fuerza de trabajo. Fuente: InsightConflict

Existen otros campos de refugiados no oficiales donde una gran cantidad de desplazados permanecen en condiciones infrahumanas. De entre ellos son de suma relevancia el Campo Kutupalong que cuenta con un aproximado de 200 mil refugiados. Khao Kheow, localizado en la cordillera que separa la provincia tailandesa de Songkhla de Malasia. Se reconoce como un auténtico «mercado de seres humanos» donde se mantenían como rehenes a Rohinyas y Bangladesíes, hasta la ofensiva del estado de Tailandia, que dejó como resultado varias embarcaciones a la deriva con su cargamento, con destino a  Khao Kheow.

Según deallan activistas,  «Hay tres rutas: la de Satún-Padang Besar, a través de la jungla, y los barcos que desembarcan a los Rohingyas en Ranong y Phangnga (al norte de Pukhet). Desde allí los traían en camiones hasta Songkhla» Desde el 1 de mayo, las fuerzas de seguridad han ‘descubierto’ 74 campos de ‘esclavos’, han liberado a casi 300 rehenes y han detenido a 33 personas, incluido un conocido empresario y ex dirigente político de Satún, Pajjuban Angchotiphan -alias Ko Tong- al que los medios tailandeses presentan como el gran ‘padrino’ del tráfico de seres humanos. Fuente: El mundo

Los Rohigyas se definen a sí mismos como un grupo étnico indígena de Birmania, descendiente de mercaderes árabes quienes colonizaron el sureste asiático en el siglo VIII. Hasta 1784 Rakáin (formalmente conocido como Arakan) era parte de un reino independiente, en donde se incluía una porción de lo que hoy es el Sur de Bangladesh. El territorio Arakano representó la división de Asia Budista y Musulmana. Esto se refleja en el lenguaje Rohigya, derivado del bengalí y mezclado con palabras del Urdu, Hindi, lenguajes arábicos, birmano y un poco de inglés. En 1962, la corte estableció un Gobierno de facto en Myanmar. Desde entonces se han llevado a cabo limpiezas étnicas y deportación en contra los Rohigya.

Debido a que cuentan con una cultura propia y un lenguaje distinto al oficial, el gobierno de Myanmar no reconoce a la etnia rohingya como un grupo étnico distinto, de hecho la Ley de Ciudadanía volvió a los Rohigyas apátridas en 1982. Eso último los deja vulnerables para sufrir varios abusos de parte de los funcionarios públicos y militares, como pagar una cuota para poder tener movilidad en el territorio nacional, además de verse imposibilitados para casarse con alguien que no sea de su propia etnia o siquiera obtener trabajo de manera legal.

Los miembros de la etnia Rohigya son sometidos continuamente a trabajos forzados, impuestos arbitrarios, confiscación de sus tierras y el desalojo forzoso hacia campamentos sobrepoblados. Desde 1990 se ha ido intensificando las tácticas militares y opresivas contra los Rohigyas el territorio de Rakáin. Fuente: AI: The Rohingya Minority: Fundamental Rights Denied

En Junio de 2012, un brote de violencia a larga escala causó miles de muertes, forzándolos más de 100 mil Rohigyas a huir a través del Estado de Rakáin. De ese modo los Rohigyas han sido segregados, para crear áreas «libres de musulmanes». Para cuando el año llegaba a su fin la ONU estimó en 13 mil Rohigyas obligados desplazarse hacia campos de refugiados improvisados. Durante el intervalo de violencia, el sitio web oficial de la Presidencia birmana promovió, como única alternativa para el cese del conflicto, la expulsión del pueblo Rohigya hacia los campos de refugiados de la ONU o hacia otro país.

MYANMAR-RELIGION-UNREST-MEDIA

This illustration picture taken on June 24, 2013 in Bangkok shows a man reading a copy of the July 1 issue of Time magazine carrying a picture of controversial Myanmar monk Wirathu on its cover. Myanmar has reacted angrily to a Time magazine cover story on a prominent radical monk accused of fuelling anti-Muslim violence, accompanied by the headline “The Face of Buddhist Terror”. The Time report “creates a misunderstanding of Buddhism which has existed for thousands of years and is the religion of the majority of our citizens,” said a statement posted on the presidential office website late on June 23. AFP PHOTO/Christophe ARCHAMBAULT (Photo credit should read CHRISTOPHE ARCHAMBAULT/AFP/Getty Images)

Actualmente existe un grupo extremista, de corte budista, que persigue a los Rohigya por sus prácticas religiosas. Denominado por sus seguidores bajo el nombre 969, es liderado por el monje budista Ashin Wirathu quien « A sus 47 años, 33 de ellos con el hábito, […] se ha ganado un aluvión de críticas por sus diatribas contra los musulmanes -a los que llegó a equiparar con “perros”- o sus insultos hacia la enviada especial de la ONU para Birmania, Yanghee Lee, a la que tachó de “prostituta”.» Fuente: El Mundo | El País | BBC

Según el indicador para la Alerta Temprana contra el crimen de Genocidio, actualmente Myanmar se encuentra en primer lugar con un 13,2% debido a la discriminación que sufre el pueblo Rohingya, seguido por Nigeria y Sudán (Fuente: EWP). Aunque, según reportes, ya existen “fuertes evidencias” de genocidio desde que el actual presidente Thein Sein subió al cargo (Fuente: Al Jazeera).

Tras el desplazamiento forzoso del territorio birmano, los rohigyas son explotados por el crimen organizado de Birmania y otras naciones. Mujeres, hombres y niños y niñas son víctimas de trata, recluidos en condiciones infernales, golpeados o asesinados a cambio de rescate con la promesa de un futuro más próspero (Fuente: AI). Los que permanecen son condenados al hacinamiento infrahumano, dentro de campos de concentración localizados en las fronteras de Bangladesh, Tailandia y Malasia. (Fuente: El mundo)

En mayo del presente año, se reportó en diferentes diarios, la opinión de expertos al respecto del desastre humanitario ocasionado por las naciones de Tailandia, Malasia e Indonesia quienes regresaron barcos de carga que transportaban un total de 6 mil refugiados Rohinya, varados en el mar de Andamán. Hoy en día, Malasia es el hogar de 150mil migrantes, de los cuales 45 mil son de la etnia Rohingya. El diario The Guardian estima que más de 120 mil Rohigyas han abandonado Myanmar, en un intervalo de tres años. (Fuente: The Guardian). A pesar de los riesgos advertidos, la UNHCR ha registrado un incremento substancial de tráfico humano, por vía marítima, en la primera mitad del año – aproximadamente 25 mil migrantes procedentes de Bangladesh y el Oeste de Myanmar, hogar del pueblo Rohingya.  Fuente: UNHCR

Thein Sein es reconocido como el mayor representante del Estado de Myanmar. Su mandato comenzó en Marzo del 2011 tras una dictadura militar de casi 50 años. Su mandato ha significado un considerable cambio para la paulatina democratización del régimen. Las elecciones del 2015 se califican como históricas e, inclusive, el titular de la ONU felicitó al pueblo de Myanmar por sus elecciones luego de décadas de guerra civil que costaron numerosas vidas, además de causar el desplazamiento de centenares de miles de personas. (Fuente: ONU)

Anuncios