Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Desde que comenzaron a tener actividad este grupo de fundamentalistas islámicos se han dado a conocer internacionalmente a través de diferentes nombres y una misma fe: el islam de corte wahabita. Acusado de ser el principal perpetrador de gran cantidad de ataques terroristas alrededor del mundo, ya suman más de 60 países los que buscan erradicarles. Según Loretta Napoleoni, cada uno de los nombres, con los que se le ha denominado a esta organización, «coincide con evoluciones drásticas e importantes cambios» por lo que «adoptar el nombre de Estado Islámico, un día antes de proclamar el califato, implica una nueva fase en la construcción de nación y en el objetivo de instaurar un califato similar al del siglo VII». (Fuente: El País)

Según informes, dicha organización comenzó en Iraq, como célula simpatizante de la organización terrorista Al-Qaeda, también de corte islámico wahabita, pero con el tiempo le ha opacado en términos de extensión y fuerza.  Para entonces su nombre inicial fue el de: «Organización para el monoteísmo y la yihad» o simplemente «Tawhid y Jihad (TJ)».

A partir del 2006-2008, los vínculos entre ambas organizaciones se fortalecieron; aunque cada quien conservara su autonomía. Para entonces, informes de inteligencia estadounidenses, reportaban cierta organización logística, análoga a la Mafia siciliana, en las actividades de las células subordinadas a Al-Qaeda . En palabras del Teniente Coronel  Patrick Mackin: «Lo que puedo notar más y más es [la organización una] banda criminar al estilo de la Mafia» Fuente: Newsweek. El apelativo de «Estado Islámico en Iraq» (ISI por sus siglas en inglés) se hacía notar en diferentes diarios e informes gubernamentales de manera moderada.

Pero no fue sino hasta el 2013 cuando la misma organización de Al-Qaeda confirma que el «Frente Al-Nusra», que opera en Síria y el Líbano, es parte de una red autónoma, cuyo objetivo es el de «fundar un Estado islámico en Siria». Fuente: Global Post  La declaración le sirvió al movimiento liderado por  Abu Bakr al-Baghdadi para ser reconocido como un movimiento independiente de Al-Qaeda, lo que le valió ser puesto en la mira de los regímenes nacionales e internacionales al ocupar territorio sirio y autoproclamarse oficialmente como “Estado Islámico independiente”  en Faluya. Fuente: Voice of America.

Para entonces ya habían adoptado el nombre de «Estado Islámico en Iraq y el Levante (EIIL o por sus siglas en inglés ISIL)».  El término «Levante» se refiere al Este como punto cardinal, el diccionario de la lengua le define como los «Países que caen a la parte oriental del Mediterráneo» por lo que el término es empleado para referirse a la zona geográfica, mientras que el término «ISIS» tiene una connotación política delimitada por el territorio político Sirio mayoritariamente ocupado (de allí la “S”). Otra teoría considera que el término Levante proviene del francés y denomina a «La tierra del sol naciente» (Pays du soleil levant).

Su autodenominación, como la contracción  -«IS» en inglés y «EI» en español-, ha sido señalada como un término ilegítimo para referirse a una organización criminal (bajo la jurisdicción de los acuerdos internacionales) pues representa una doble falsedad, ya que no es reconocida como un “Estado” ni representa legítimamente a la religión Islámica. Es por ello que representantes de algunas potencias occidentales, como es el caso de François Hollande, se han empeñado en adoptar el apelativo «Daesh» acrónimo del árabe «Al Dawla al-Islamyia Irak Wa’al Sham» que sólo pretende designar su condición de grupo separatista vinculado al islam, pero suena similar a un verbo en árabe que significa “pisar bajo los pies, pisotear o aplastar algo” dicho también «Da’ish» o en plural «daw’aish» lo que designaría a los fanáticos que imponen sus puntos de vista sobre los demás. Hace más de un año Hollande declaraba:

«Esta mañana, a las 9.40am, nuestros aviones Rafale llevaron a cabo un primer ataque contra un centro logístico de la organización terrorista Daesh [Isis] en el noreste de Iraq. El objetivo fue alcanzado y completamente destruido. Otras operaciones se llevarán a cabo en los próximos días» Fuente: The Guardian

Según The Guardian, cierto bloggero francés sugirió la sonoridad peyoraiva del término Daesh en su idioma (dèche, douche, tache – que significaría miseria o mancha).  El embajador británico en Irak, Simon Collis, dijo que aquellos que hablan árabe utilizan el nombre Da’ish con una mezcla de ridículo y hostilidad. Fuente: The Guardian

Los últimos días ha sido un término de ascendente aceptación en los mandatarios internacionales para suplir el de “Estado Islámico”. Ello no frena el avance de la organización a través de distintas células en Egipto, Libia, Argelia, Yemen y Arabia Saudita, Afanistán y Pakistán, Nigeria, Túnez y más receintemente el Cáucaso. Fuente: BBC

Conforme avanza el movimiento Daesh, y sus cabecillas continúen gozando del anonimato, pareciera que su presencia en occidente se vuelve cada día más mítica. Pero como todo relato mítico, que simplifica al punto de lo irrisorio las complejas partes del conflicto en Medio Oriente, existe un villano y un héroe. Y no, el nuevo héroe de masas ya no es el capitán Philips contra anémicos piratas somalíes, ni el capitán América contra Hitler; pareciera que el nuevo superhéroe tampoco tiene un nombre definido ni vive en occidente siquiera. El nuevo héroe se encuentra entre las milicias kurdas y parecen cimbrar los corazones de justos e injustos por igual. Se definen como la brigada YPJ, es una rama de las Unidades de Protección Kurda que lucha contra los yihadistas en zonas de Irak y Siria, y se compone exclusivamente de mujeres y niñas.

Según testimonios que recoge el canal de noticias CNN «Ellos creen que si alguien de Daesh (Estado Islámico) es asesinado por una niña, una niña kurda, no irá al paraíso. Tienen miedo de las niñas», explicó la comandante. En el mismo reportaje una de las integrantes de la unidad de mujeres, incluso se mofaba de los terroristas a la pregunta de si Daesh volvería a atacar la ciudad Al-Houl otra vez: «Si lo hacen, no les dejaremos salir vivos». Todo pareciera tan surreal, como si un mito tan atroz sólo pudiese ser combatido por otro más destacado, en términos de fuerza y nobleza al mismo tiempo. Me perdorán esta expresión tan profana, pero tengo que expresarla. ¡Ánimo Kurdos!

Anuncios