Etiquetas

, , , , ,

Según los manuales de santería, es posible elaborar un ritual de amarre con la propia saliva y otros ingredientes como: Una sandía, siete monedas pequeñas, miel, el nombre del amarrado y el amarrador escrito siete veces en un pedazo de papel y por supuesto un pedazo de algodón húmedo en saliva. Esto es la idealización del amor erótico, el amor sumiso, abnegado, la novia de la flor de la saliva, le llama Sabina a María Magdalena.

Lo que sí les sonará extraño es que ciencia y religión coincidan, pues la propia ciencia ha determinado que no hace falta más que una gota de saliva para conocer el código genético de una persona en su totalidad; inclusive pudiendo extraer el suficiente ADN para clonarte, sangre o saliva están en un mismo nivel.

Hoy en día, personalizar la identidad genética a través de tu saliva es uno de los pasos más significativos para la medicina. La empresa internacional Vitagene[1] se ha propuesto curar enfermedades genéticas, problemas cardiacos, así como encontrarse altos contenidos proteicos y especialmente una proteína fundamental para el estudio de este tipo de problemas en la salud. La proteína llamada C-Reactiva se encuentra en la saliva en cantidades enormes cuando nos encontramos frente a una enfermedad cardíaca.

Por último sólo me gustaría mencionar lo que dice Marcos 8:22:

“Jesús fue a Betsaida, y le trajeron un ciego y le rogaba que le tocase. Entonces tomando al ciego de la mano, le sacó fuera de la aldea. Después de mojarle los ojos con saliva e imponerle las manos, le preguntó: –¿Ves algo? Al mirar, él decía: –Veo a los hombres, pero los veo como árboles que andan. Luego puso otra vez las manos sobre sus ojos, y miró intensamente. Y fue restaurada su vista y veía todo de lejos y claramente.”

Quizá allí la clave de los árboles en la obra “Escupideras”, como una transfiguración de la cura, porque de no ser por eso la figura de los árboles continuarían siendo un enigma.

En altos arces sometidos en MONOLOGO DEL GENIO MALIGNO; e insiste en álamos que gritan y de los árboles sin dar permanece solo el nombre en ESCUPIDERAS; el aire convertido en hojas de almendro en DE UNA VISITA NO REALIZADA A PUERTO MADERO; el árbol de hinojos en GENEALOGÍAS; creyose el fuego que detiene el bosque en PRESTIGIO DE LA INCOMPRESIÓN; un sauce de hielo fue testigo en  INSOMBIOS DEL ONÓLOG; un olmo preside el jardín en  NUEVAS SEQUÍAS; Arce que cierra / abre en POLÍPTICO SIN DIVÁN; un árbol presagia furor de ave en ALGO HABLA; el árbol del exterminio en  EN UN MEMORIAL, SAN TELMO; árbol que se niega al signo en  NO(C)TURNO; jardín de abetos húmedos en  RESPUESTAS; Fausto con el árbol de la teoría y el arce en la plaza en CONVERSACIONES COMO EL CIEGO.

Todo el tiempo siempre se ha tratado de diseminar ideas como quien esparce gérmenes a través de la saliva.

Me despido, no sin dejarles un divertido recuerdo.

[1] https://www.myvitagene.com/

Anuncios