Etiquetas

, , , , , , , , ,

Durante mis vagancias en la Feria del Libro en el Zócalo de la ciudad he tenido el gusto de conocer a Augusto Mora, autor de la historieta: ¿A dónde nos llevan? Publicado en septiembre del presente año y que habla al respecto de lo ocurrido en septiembre del año pasado: la muerte de 6 personas, y la desaparición de 43 estudiantes normalistas, a manos del crimen organizado, en complicidad con el Estado.

Como lo muestra la entrevista publicada por la revista Callejero (Aquí el link para leer la entrevista completa), con motivo de su publicación: Grito de Victoria, Mora es historietista e ilustrador autodidacta pero reforzó su estilo en talleres de la UNAM y la UAM. “Ha colaborado para diferentes publicaciones como Nexos, Premiere y El Inversionista, pero alcanzó mucha fama gracias a su tira cómica Muerte Querida, publicada en la ya extinta revista MAD y que ahora continua como web comic. Ganador del 1er Concurso Nacional de Novela Gráfica, 2011, de Editorial Jus y continúa publicando por su cuenta en MQ Cómics.” Hoy en día es becario del FONCA y su trabajo forma parte de la Antología de jóvenes creadores.

Este año se presenta en la Feria Internacional del Libro en el Zócalo de la Ciudad de México -donde lo conocí- pero pretende llevar su última historia al Festo (Quinto festival de autores de cómics, a realizarse del 13 al 15 de noviembre en el Centro Nacional para la Cultura y las Artes de la ciudad de México) y a la Feria Internacional del Libro de Guadalajara (del 27 de noviembre al 5 de diciembre).

He reflexionado al respecto de su producción y pienso que uno de los principales problemas en México ha sido siempre la pobre difusión de los medios alternativos de comunicación, sean revisas, periódicos, historietas, radios locales, etc. Estos son siempre eclipsados por las grandes cadenas televisivas y radiodifusoras en “sintonía” por decirlo de algún modo, con el Estado. Mora es un cronista de historias alternativas, de discursos no-legítimos, pero que fungen como eje catalizador en el imaginario colectivo del pueblo; en contra de la represión de los medios y la subordinación a los intereses estatales. Quizá por eso ha elegido el comic independiente como medio de expresión para comunicar sus crónicas, muy a pesar de lo que muchos considerarían una plataforma muy limitada.

Pero ¡Hey! Esa platafoma ya lleva tiempo de haber sido inaugurada por autores como Joe Sacco, Art Spiegelman y Marjane Satrapi. Eso es algo que ya venía comentando en las entradas anteriores (Ver: Maus: relato de un superviviente por Art Spiegelman, Las virtudes de Maus: sobrevivir al padre [Parte I y Parte II]), pero también es algo que se ha dado con autores como el Fisgón y Rius, de quien mora es deudor. Según lo han requerido, la investigación y el respaldo crítico se ha vuelto el sustento de muchas producciones gráficas actuales.

El tópico principal de la obra de Mora son las manifestaciones políticas en México, como bien lo ha demostrado en Grito de Victoria y ¿A dónde nos llevan? pero al mismo tiempo le gusta jugar con la ficción. Su carácter independiente le da un aire underground bastante discordante a las publicaciones difundidas por editorial televisa -que si no son de carácter anglo, no salen del Memín Pinguín, el Kalimán y la familia Burrón (y no lo digo a mal, sólo que no parecen interesados en innovar nada). La incorporación de dibujos sobre fotografías en medio tono le brindan un toque dramático, tipo documental, algo que recuerda mucho al Vals con Bashir de Ari Folman; en donde la veracidad se combina con algunos toques surreales.

¿A dónde nos llevan? Utiliza una fórmula similar a Grito de victoria; intercala una investigación periodística sobre una ficción documental. Narra la historia de una madre, quie cuenta su experiencia y familiaridad al respecto de los normalistas desaparecidos en Iguala el 26 de septiembre de 2014. Deja inconcluso un desenlace que vaticina un futuro preocupante para México. Algo que no parece mejorar.

La historieta fue publicada por primera vez en el Chamuco (#315), pero con el tiempo se fue nutriendo con las nuevas investigaciones sobre el caso. En sus declaraciones para el periódico La Jornada (Aquí el Link para leer la nota completa), Mora declaró: “La intención es poner granitos de arena para que no se apague la exigencia por la verdad, a fin de que la sociedad no se aburra de salir a las calles, porque puede terminar como una página negra más de la historia contemporánea de México”.

Echa mano de las últimas investigaciones realizadas por la prensa (y el GIEI) en torno a su búsqueda y los movimientos sociales que detonaron las protestas que hoy en día vivimos. Algo que nuestros gobernantes no debieron haber desestimado de manera tan simple. El precio que hemos tenido que pagar ha sido muy alto y la credibilidad que podían haber tenido, al afianzar los intereses partidistas, en el “pacto por México” se fue por los suelos junto con todos los paladines que alguna vez pudieron haberlo respaldado (basta con ver el caso López Dóriga).

Por eso son importantes los medios alternativos como la producción de historietas y fanzines. Algo que con el tiempo se ha sabido granjear el interés de públicos más amplios, quienes ya no lo consideran un objeto de entretenimiento sino de acción social. Bien por Augusto Mora, enhorabuena.

Lo pueden contactar en sus redes sociales Facebook, Twitter y en su página oficial:

www.muertequerida.com

Anuncios