Etiquetas

, , , , , ,

tumblr_ntc20rqYmt1rf9hn3o1_r1_1280Segundo: Tampoco es que tengamos tanto de dónde elegir. No existe un plebiscito donde podamos votar entre ayudar a “los de aquí” o a “los de allá”. Aquellos, los Sirios, se desplazan por millares por las fronteras occidentales y no occidentales (Grecia, Hungría, Austria, Alemania, Turquía, Líbano, Iraq) y si no les damos asilo, tengan por seguro que alguien más lo hará. Pero entonces -dirá nuestro amigo el conformista- “¿Por qué no lo hace alguien más? ¿Por qué tenemos que hacernos cargo de los problemas de otras personas?”-

Si se me permite hacer cierto incapié al respecto. Desde el 7 de junio del 2000, México está comprometido por instancias internacionales (ACNUR) de brindar asilo a quien lo solicite y sea capaz de acreditar el temor fundamentado de persecución, tanto si se trata de su Estado como si no. Ya existe una tradición humanitaria que nos ha permitido recibir refugiados provenientes tanto de España como de Argentina y Guatemala.

Estamos pasando por una crisis política. Según encuestas, más del 60% de los mexicanos consideramos que el país va en la dirección equivocada. Pero ¿Cuándo no estamos pasando por crisis? En verdad ¿En qué momento la economía mexicana atravesó por tiempos de bonanza? No hay que ser ingenuos, el milagro mexicano terminó hace ya más de 35 años y el informe de gobierno no pudo haber reportado algo más lejano de la realidad. A la sombra de lo 43 existen más de 26 mil 567 mexicanos desaparecidos, sólo en el sexenio anterior, según reporta Animal Político.

Tio_Sam_llevando_democracia_a_Libia_Siria_e_Ir_nLos esfuerzos por generar polvaredas y cortinas de humo no cesan ¿Ustedes creen que la llegada de refugiados sirios no será utilizado como herramienta mediática por parte del gobierno federal? Claro que sí. ¿Quejarse por redes sociales impedirá que lo hagan? Rotundamente, no.

sientoEl gobierno hará lo que se le dé su regalada gana con tal de limpiar su imagen ante la comunidad internacional. Aunque ello implica considerar que los “yihadistas camuflados” encuentren “a salto de valla” su entrada a los EEUU, todo parece indicar al menos tres cosas: O le sigue hinchando las pelotas a Egipto con lo de los turistas, -a riesgo de ser tildado de “candil de la calle” como coincidirían muchos de aquellos patriotas y los diarios The Guardian y el NYT– o se la juega al dejar entrar una parte de los 10, 000 que propone el Congreso -a riesgo de que el Tío Sam se enoje por haber estropeado su patio trasero. Lo que nos lleva al tercer punto. La última opción es no hacer absolutamente nada, sentarnos en nuestros respectivos sillones y ver pasar la vida; indiferentes a los sucesos políticos globales.

Anuncios