Etiquetas

, , ,

 T3pDAhPrimero: No somos un país pobre. Hace falta verlo en perspectiva, como en efecto lo hizo Ángel Verdugo en su columna de Excélsior. Hay que preguntarnos: ¿Cuál es el país que llevó a casi 25 mil de sus nacionales a disfrutar de los partidos y los encantos de Brasil, durante el último mundial, a gastar dólares a manos llenas?  

“¿Será posible considerar dicho país bajo el calificativo de “rico”? Por que si hacemos cuentas; 25 mil turistas con su paquete de 20 mil dólares estadunidenses en promedio, más unos cinco mil de gastos extra nos da un total de 25 mil per cápita. Luego entonces, los mexicanos gastaron en Brasil, cuando menos 625 millones de dólares.” ¡Y esto sólo hace un año! ¡Qué crisis ni qué crisis!12049253_546229258863165_965275050510012682_n

Se podría rebatir, con la misma retahila anterior:

-Pero los que fueron al mundial de futbol no son ni “Indigenas, vagabundos, niños de la calle, familias sin techo, madres solteras, etc- A lo que podría contestar:

-Pues los que comparten sus fotografías en las redes sociales, donde se muestran menudos representantes de los pueblos indígenas muriendo de hambre y de frio, exigiendo un trato justo “para los de aquí…” ¡tampoco los son!- Pero eso sí, cuando se trata de presumir la “diversidad etnica” hay que poner a los mismos indígenas pero ahora con un vestido floreado y bailando en la Guelaguetza.

p5-guelaguetzaEl simple hecho de hacer uso de las redes sociales ya delata su condición económica, no son refugiados, ni desplazados, son resentidos sociales con miedo a perder las migajas que les proporciona un sueldo miserable. A los pueblos indígenas, en las condiciones más paupérrimas como en la sierra de Guerrero, poco les importa compartir la tortilla con un extraño. Pido perdón de antemano por lo que voy a decir, no es que haya ido personalmente a preguntarles a cada uno de ellos, lo sé de experiencia. Sin haber llevado mas que unas sopas instantáneas al pozo de Ostotempa, tras cinco horas a pie por el monte, con las piernas entumidas, lo primero que recibí fue un plato de pozole y una taza de chocolate por parte de los pobladores nahuas.11988386_877718895630865_404568410005127116_n

Anuncios