Etiquetas

, , , ,

Definamos nuestros puntos en discordia ¿Qué son las organizaciones populares y qué es el libre mercado?

ehc09jasj3kzhv1ybc8vRecientemente se ha dado un fuerte choque entre las organizaciones de corte popular contra los partidarios del libre mercado. Una organización popular se define como un conjunto de personas, cuyos integrantes se encuentran cohesionados por un interés en particular. Existen distintas organizaciones populares que van desde un grupo estudiantil de lectura, cooperativas mercantiles, asociaciones civiles, sindicatos y partidos políticos.

Sus finalidades son variadas. Pueden ser organizaciones a favor de promover los derechos humanos, combatir la discriminación, favorecer un grupo minoritario, distribuir información para crear consciencia al respecto de un problema en común, impulsar algún producto comercial, etc. Popular, como su nombre lo indica, es lo relativo al pueblo, del latín populus. Normalmente se le relaciona a los estratos sociales bajos por lo que requieren de cierta mediación para regular los conflictos entre los particulares.

Respecto a la economía de libre mercado (una vez hablé de ella en un post anterior162915_uber) es una postura tanto económica como política que busca promover los intereses individuales de producción y consumo sin la intervención del estado (o algún cuerpo regulativo, a excepción de las mismos comerciantes sujetos al valor otorgado por la fluctuación de la oferta y la demanda).

Mientras que los primeros requieren la regulación de sus intereses comerciales, los otros confían en la autoregulación de los particulares mediante la libre competencia.

La economía de libre mercado en México comienza con Miguel de la Madrid y cobra un fuerte impulso con Carlos Salinas, esta clase de estrategia política y económica pugna por una constante privatización de los bienes del estado; en consecuenPrintcia, no ve con buenos ojos a las organizaciones del sector popular que requieren de una constante regulación ya que representan una carga para el estado. (Recomiendo el artículo México SA de Carlos Fernández Vega). Estudiemos este conflicto a través de un caso actual.

Recientemente, cientos de choferes de taxis marcharon sobre la avenida Reforma, exigiendo al gobierno capitalino la regulación de los taxis “piratas”, regenteados por la copañía Uber en México.

Uber es una empresa fundada el 2009, con presencia en más de 70 ciudades, que opera mediante una aplicación soportada en teléfonos inteligentes conectados a internet. La aplicación tiene las ventajas de ofrecer la comodidad de un taxi seguro, tarifas claras sin necesidad de efectivo y la posibilidad evaluar el servicio proporcionado. Del mismo modo, ofrece trabajo a los dueños de un carro particular para brindar viajes, generar ingresos y todo eso sin la necesidad de tener un smartphone ya que la compañía también lo cubre. Fuente: Uber Oficial

uber-vs-taxi-title-cardEl problema, según señalan los protestantes, es que los automóviles que utiliza Uber no tienen los mismos requisitos fiscales que le son exigidos a ellos; por lo que podrían acusarle de evasión, una acusación grave y que le acarrearían fuertes multas al servicio particular.

En respuesta, la compañía de transportes ofreció viajes gratis en la Ciudad de México de no más de $150, dentro de la Ciudad de México. Mientras tanto el hashtag #UberSeQueda causa furor en las redes sociales y la descarga de esta aplicación se multiplicó un 800% según reporta Luis de Uriarte, director de comunicación de Uber. (Fuente: Animal Político)

Sumado al clima de desconfianza que ha creado el gobierno capitalino tras la represión de las protestas, se podría agregar que se encuentran muy próximas las elecciones y toda manifestación necesariamente tendrá tientes políticos. Los taxistas tampoco son blancas palomitas. Existe una gran cantidad de quejas al rededor del servicio público, unas más típicas que otras.uber-taxi

Mientras tanto, los taxistas que se privilegian de conformar un colectivo de agremiados, defienden su derecho a laborar, mediante la regularización de permisos oficiales. Es por ello que solicitan la intervención del estado, de quienes no recibirán respuesta alguna sino hasta pasar los comicios electorales el 7 de junio.

La mesa está puesta y las decisiones que se tomen en torno al caso Uber afectará el empleo de cientos de choferes en ambos bandos. El siguiente movimiento le pertenece al gobierno capitalino, quien decidirá si falla a favor de las organizaciones populares 1179203_0_0o hacia el libre mercado. Por mi parte sospecho hacia donde se inclinará la balanza, tal como sucedió con el programa Hoy no circula.

Anuncios