Etiquetas

, , , , , , , ,

ImagenImagen

[…] El cambio de siglo y con ello, el cambio de milenio, trae consigo un cambio en el régimen estatal hacia la alternancia. Vicente Fox con su figura carismática y desprovisto del más mínimo de rubor, tacha de “víboras masacuatas” a los dirigentes del partido imperante y encabeza una política irreverente  hacia la figura presidencial; comenzando por su mismo modo de expresarse y dirigir el país en plena crisis de escepticismo político.  “Lo que el presidente quiso decir” es una frase que alude constantemente a su portavoz cada que el Presidente metía la pata en público y se intentaba remediar los altibajos que producían sus discursos.

En adelante el Presidente se vuelve blanco de carrillas tanto populares como mediáticas. Que si Fox promueve la mota, que si Calderón es un borracho que inició una guerra que no pudo controlar, se comentaba prolíficamente cómo en una conferencia le gritaron a ”Espurio” a raíz de la toma de protesta ilegítima, señalada por los partidos de izquierda, particularmente Andrés Manuel López Obrador. Nadie guardó ya la compostura que en sus tiempos impuso el ejecutivo en el régimen priista. Nadie hasta el 2012, año en el que se avecinaba su regreso al poder y con ello el regreso de la figura autoritaria presidencial. Si esto es ya posible, es decir, pasar de la irreverencia a la solemnidad de un sexenio a otro es algo para poner en duda y de lo que no he de hablar en este instante. Me bastaría señalar cómo se hace barullo por cada vez que Enrique Peña Nieto o alguno de sus hijos dicen o cometen alguna barbaridad. La figura del presidente ya no es tan reverenciada como en otros tiempos, eso es un hecho.Imagen

Simultáneo a estos eventos políticos los progresos del capitalismo y con ellos de la tecnología digital, pero más que nada el auge del Internet como una red comunicacional de libre acceso, hace propicios una nueva alternativa de organización ciudadana.

La Matanza de Acteal en Chiapas (relacionada al levantamiento del EZLN) y Aguas blancas en Guerrero (relacionada a la conformación de grupos guerrilleros como el EPR, a su vez relacionado con las 26Colores1_400FARP, ERPI, CJM-23, EVRP y la TDR-EP), el asesinado de Luis Donaldo Colosio; tiempo después los disturbios de San Salvador-Atenco (surgimiento del FPDT en el Estado de México) y las protestas de la sección 22 del SNTE (a raíz de las cuales surge la APPO en Oaxaca), el Operativo Conjunto Michoacán (relacionado directa e indirectamente con los Grupos de autodefensa o Policía comunitaria), las vergonzosas acusaciones de pederastia en contra de la Iglesia, particularmente al padre Marcial Maciel (que también se relacionan con las redes de prostutución y pederastia en Puebla y Yucatán), los feminicidios en Ciudad Juárez (estado de Chihuahua) y Estado de México, la continua censura de los medios, el asesinato de fotógrafos, reporteros y periodistas (ejemplo de ello hay muchos), así como la agudizada y cada vez más violenta guerra contra el narco (en casi todos los estados de la república, especialmente los del norte como Sonora, Coahuila, Tamaulipas, SLP, Sinaloa, Baja California, etc. que propicia le dispersión de grupos armados (aliados y disidentes) de los cárteles más poderosos del país como el de Tijuana, Sinaloa, Naranjo 22may08Juárez y el Golfo (así como sus respectivos brazos armados como la familia michoacana, los caballeros templarios, los zetas, los negros, etc); ya se imaginarán que para leer un periódico en México habríamos de escurrirle la sangre primero.  Todos los sucesos anteriores, en conjunto, ya se imaginarán, debieran ser suficientes para despertar al mexicano de su llamado “sueño de alternacia”; sólo para cobrar consciencia de la transición histórica y política del poder. De lo que fue el entonces “grupo Sonora” conformado desde los presidentes: Carranza, Obregón, Calles y de la Huerta (el PNR antecesor del PRM y a su vez antecesor del PRI-histórico [Curioso juego de palabras]) al llamado “grupo Atlacomulco“.

Después de la caída del muro de Berlín y con ello del paradigma que piensa a la historia como un conflicto dialéctico entre el bloque comunista con el capitalista (el “Fin de la Historia” lo llamará margaret-iconoFukuyama), después del pacto entre Reagan y Tatcher que hace del neoliberalismo el modelo económico a seguir, después de la guerra del golfo y el surgimiento del fundamentalismo musulmán en medio oriente, después de la torres gemelas y la caída de Saddam Hussein,  en pleno auge de lo que Huntington llamó: “El choque de civilizaciones”, después de que un ciudadano americano de color tomara el poder en la enigmática “casa blanca”, aún después de lo541574EF3010634979A9B88338F83C que en los medios será conocido como “primavera árabe” en la que los conflictos de medio oriente desatan una serie de protestas en cadena que desembocan en la destitución del presidente egipcio afianzado en el poder hacia ya varias décadas de régimen (algo que viene a recordar el prolongado mandato de don Porfirio Díaz en México), sólo después el ambiente internacional se relaja y México celebra el bicentenario de su Independencia, en la que pasó de ser una colonia española hacia una nación independiente, y el centenario de la revolución, periodo en el que se configuran las instituciones del estado entre ellas la monosapiens16jul3ot0
constitución de los Estados Unidos Mexicanos. Se rumora el levantamiento de una nueva convulsión revolucionaria paro lo único que se levanta es la violencia por parte del narco y la inacabada fila de cadáveres, descabezados y mutilados que deja la guerra civil, provocada por el régimen de extrema derecha encabezado por Felipe Calderón Hinojosa y su gabinete público, afiliados al “Yunque” la organización que pretende ser “secreta” y cuyo antecedente recuerda a los antaños masones que consolidaron la política liberal juarista. [Fin de la segunda parte].


 

[Nótese el retrato de Juárez en la parte posterior del anterior presidente Zedillo]

[Retropectiva del sexenio de Vicente Fox]

Anuncios